);

Cómo limpiar las plantas de interior de casa

¡Compártelo!Share on Facebook
Facebook
0Pin on Pinterest
Pinterest
0Tweet about this on Twitter
Twitter

Las plantas de exterior que están constantemente en contacto tanto con el viento y la lluvia que no necesitan bajo ninguna circunstancia que nos preocupemos por su apariencia. Ellas solas se lavan y se mantienen con color y brillo. Sin embargo, si que debemos saber como limpiar las plantas y flores que plantamos y cultivamos en el interior no se ven en esta tesitura y tendremos que «asearlas» adecuadamente para qué sigan creciendo y creciendo.

Cómo limpiar las plantas

Por eso hoy tenemos la oportunidad de dar un pequeño repaso y tener en cuenta algunos puntos muy importantes a la hora de realizar la limpieza de las plantas de interior.

Veamos cuáles son esos puntos para seguirlos cada día para impedir que el polvo y la suciedad que van acumulando cada día.

  • Las plantas de hojas muy grandes tienen que ser limpiadas con agua templada y un paño que humedeceremos con el agua. Después de manera suave y con fragilidad. Se sostiene suavemente la hoja y se pasa el paño tanto por encima como por debajo de la hoja.
  • En caso de qué las plantas sean de hojas pequeñas, se pulverizaran a menudo para evitar que se quede el polvo y tengan la humedad suficiente. El agua a pulverizar tendrá que estar a temperatura ambiente. Si la planta es una planta con flor tendremos que tener cuidado y proteger las flores del pulverizador. Se pueden proteger con un plástico o una cartulina. A veces podremos ponerlas bajo una ducha muy suave y tenue, siempre y cuándo tengan falta de riego y no abusemos de regar en exceso.
  • En el caso de las plantas que tienen pinchos o pelusa en sus hojas no se pueden limpiar con paño y agua. En este caso deberemos hacerlo y quitar el polvo con un pincel (seco) de cerda muy suave a fin de no dañar en absoluto las hojas de la planta.
  • No hace falta que utilicemos artilugios u otro tipo de productos para abrillantar o sacar color. Simplemente conservando la planta sana, saludable y con buen riego conseguiremos también que tenga un color y aspecto inmejorable.

Si te ha gustado el artículo, compártelo. 🙂

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.