Cultivar brotes de semillas para su consumo

¡Compártelo!Share on Facebook4Pin on Pinterest1Share on Google+0Tweet about this on Twitter

Cada vez es más frecuente cultivar brotes de semillas u otros para enriquecer y dar un punto diferente a nuestros platos. Hoy vamos a aprender cómo podemos cultivarlos en nuestra propia casa de manera muy sencilla y fácil siguiendo los pasos que veremos a continuación. La creación de brotes de alfafa o soja es mucho más sencillo de lo que parece.

cultivar brotes de semillas

Veamos lo que tenemos que hacer para el cultivar brotes de semillas para comer

Nos servirá para el cultivo de brotes de soja, alfafa o aquello de lo que queramos sacar brotes que después utilizaremos para añadir y complementar las ensaladas.

  1. Preparamos una bandeja dónde pondremos los brotes y la forramos con papel absorbente. Nos pueden servir las servilletas u otro tipo de papel con estas características y lo humedecemos completamente. Se trata de que el fondo tenga una cama de humedad que junto con el calor, como veremos ayudará a que broten antes.
  2. Se extienden las semillas de aquellas legumbres que queramos que broten y se separan entre ellas y se pulverizan con una capa de agua para que queden humedecidos. De esta forma nos aseguramos que tienen humedad por todos las partes.
  3. Una vez ya con la capa de agua los volvemos a cubrir con otra capa del papel absorbente humedecida por encima, y colocamos la bandeja con las semillas en el lugar más cálido que tengamos en casa. De esta forma el cultivo será más rápido.
  4. El segundo día pondremos más agua que el primero, puesto que ya han reblandecido y por lo tanto necesitarán más. Volvemos a humedecer toda la bandeja para tener todo lo suficiente humedecido.
  5. El cuarto día una vez hayamos ido empapando cada día más y más los brotes con el agua, estarán ya preparados para ser consumidos y añadidos a nuestros platos favoritos.
  6. Lo último que haremos será retirar la pequeña y fina capa que rodea a la semilla, limpiándolos con agua fría, y ya podremos utilizarlos en los platos que queramos.

Si te ha gustado este pequeño truco con el que conseguir brotes de nuestras semillas favoritas, compártelo. 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.