Secar flores: Cómo podemos en casa de forma fácil

¡Compártelo!Share on Facebook5Pin on Pinterest0Share on Google+0Tweet about this on Twitter

Las flores secas ayudan a decorar y sobre todo a mantenerlas los recuerdos para siempre. Si podemos secar flores de un ramo de novia, o un ramo nuestro de nuestro jardín con un significado especial lo podremos conservar más tiempo del natural si secamos las flores correctamente. También podemos secar un puñado de flores o una sola. Para cada una tendremos una manera óptima de realizarlo.

Secar flores al aire libre para hacer ramos.

Trucos para secar flores

Con estos pequeños trucos que os compartimos y algo de paciencia será muy fácil secar.

  1. Lo primero que tenemos que hacer es elegir muy bien las flores que vamos a secar. No todas las especies pueden secarse y necesitan tener unas cualidades y características concretas para ello.
  2. Aquellas flores que elijamos para secar, deberán ser las más bonitas y sanas. Quitaremos también las hojas y pétalos marchitos para qué el ramo se seque de manera natural sin nada feo.
  3. Después dejaremos el ramillete de flores en un lugar seco, y oscuro. Este último punto es el más importante, pues es la única manera de qué sequen sin que pierdan el color original de la flor. Si las ponemos al aire o a pleno sol simplemente perderán el color y todo el encanto.
  4. Tendremos que esperar varios días hasta que estén secas. Mientras, podremos mirar durante la noche cómo va la evolución y si va evolucionando de manera correcta.
  5. Para colocar durante el secado alguna flor concreta, ponla en un libro o sobre y pon encima un pesado libro o diccionario para qué vaya secándose.
  6. Para varias, utiliza una percha y sujétalas con clips procurando que estén separadas entre ellas.
  7. Para muchas flores juntas, cómo un ramo por ejemplo, átalas fuerte con una cuerda y cuélgalas.
  8. Para evitar que el polvo estropee el ramo recién secado, os recomendamos que compréis un vaporizador comercial de venta en tiendas para qué las flores estén libres de polvo y también más elásticas y suaves.

En definitiva, el secado de flores es una cosa muy sencilla para la qué sólo necesitaremos tiempo y un lugar oscuro y seco dónde colgarlas para que se sequen de manera natural.

Si os ha gustado la entrada, compartid. 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.